#ParamosPorNosotras

#ParamosPorNosotras

Vestidas de morado, caminando con paso firme y coreando consignas  demandando justicia, derecho a decidir, equidad y respeto a la vida de las mujeres; fue la tónica de la gran cadena humana de mujeres nicaragüenses realizada en Managua como parte de las acciones del paro internacional de mujeres convocado en el día internacional de la mujer.

“Estamos participando para exigir este 8 de marzo que se castigue realmente a los agresores, basta de femicidios y abuso sexual, de injusticia…queremos acceso a la tierra, oportunidades laborales, derecho a vivir libremente”, expresó Carmen Molina de 23 años y que viajó desde Chinandega para estar presente en la actividad.

Mientras se iniciaba el recorrido se desarrollaron juegos con pelotas y cuerdas que hicieron recordar a niñas, niños, jóvenes y mujeres adultas  la época en que se disfrutaba ese tipo de entretenimientos; como una forma recreativa de conmemorar el 8 de marzo y reflexionar acerca de algunos avances en los derechos para las mujeres.

La cadena humana y marcha inició en carretera a Masaya frente al colegio Teresiano  donde muchas de las participantes llegaron con sus hijas e hijos, sus hermanas, amigas, sus madres.  Fue un día de encuentros entre mujeres defensoras de derechos humanos que no se ven a diario, vecinas, amigas pero que están
en la misma lucha. 

No se puede hablar de equidad cuando a la fecha nueve mujeres en lo que va del año han sido víctimas de femicidio, no existe igualdad salarial, empleos dignos para las mujeres; explicaron las participantes quienes demandaban también democracia real y efectiva.

La cadena humana conformada por cientos de mujeres,  estuvo acompañada por gigantonas, tambores y  batucada  feminista que mostraba también la alegría y  compromiso de las mujeres para continuar la lucha por la defensa de los derechos humanos en distintos ámbitos.

Al finalizar la marcha frente a las instalaciones de la UCA, se brindó lectura al pronunciamiento que entre otros aspectos plantea que  “las mujeres víctimas de violencia machista están en completa indefensión y que la mayoría de los 60 femicidios ocurridos durante los últimos catorce meses, han quedado en la impunidad”.

Hoy paramos para exigir el respeto a la Ley 779 y la inmediata derogación de un reglamento ilegal.  Para exigir la  apertura de las Comisarías de la Mujeres y el funcionamiento de los juzgados especializados en violencia de género. Para que la Policía Nacional y el poder judicial actúen conforme derecho en la  sanción a los responsables de femicidio, agrega el comunicado.

Finalmente se lanzaron globos de colores como una forma de simbolizar la libertad que demandan las mujeres y el respeto a la vida de todas.

 

                                                                                                                                                                                                                                                                         8 de marzo, 2017.