MARCHA DEL SILENCIO CONTRA EL FEMICIDIO

MARCHA DEL SILENCIO CONTRA EL FEMICIDIO

Indignadas ante el incremento de femicidios en Nicaragua, centenares de mujeres organizadas en diversos espacios marcharon de rojo y en silencio el pasado 24 de agosto, junto a familiares de víctimas de violencia en un recorrido que inició en el Ministerio Público y finalizó frente a las instalaciones de la policía nacional en  Managua.

“Vestimos de rojo para mostrar nuestra indignación ante los 37 asesinatos de mujeres en lo que va del año..,  mientras estamos marchando se está confirmando otro femicidio ocurrido en un municipio de Granada…, basta, no queremos más mujeres asesinadas, exigimos al Estado que  tome la situación con la gravedad que amerita”; explicó una de las participantes.

Organizadas en tres filas, en silencio y cargando cruces con los nombres y fotografías de las 37 víctimas de femicidio, las participantes en la marcha mostraban  la tragedia que están viviendo las mujeres nicaragüenses de todas las edades, mujeres que son asesinadas producto de la violencia machista.

Un Estado ausente y que no protege la vida de las mujeres es cómplice de los delitos de femicidio, reclamaban durante la marcha.  Una vez que  llegaron frente a las instalaciones de la policía, comenzaron a denunciar  la impunidad en algunos femicidios, informaron de los más de 18 huérfanos producto de femicidio y familiares de mujeres asesinadas clamaban justicia.

“A mi hija no la mató solamente su exsuegra,  hay más involucrados”, declaró indignada la madre de Claudia Pérez Mendoza quien fuera asesinada de cuarenta  y seis puñaladas el pasado 7 de abril.  “Exigimos que se investigue a profundidad el asesinato de mi hija, el verdadero asesino anda libre y creemos que la madre está encubriendo al verdadero asesino de Claudia”, agregaron los familiares.

Según datos brindados por  familiares de víctimas de femicidio, en la mayoría de casos se había interpuesto denuncia en la policía; sin embargo a las mujeres se les manda a mediar,  a que continúen  viviendo con sus victimarios o a veces las víctimas de violencia abandonan el proceso  por considerarlo  re-victimizante  y extendido.

Cabe señalar que previo al asesinato de Karla Patricia Estrada quien fue decapitada por su excompañero de vida, hubo tres denuncias por agresiones físicas contra Francisco Ariel Mercado quien finalmente terminó asesinando a Estrada.

En el mes de agosto según datos de Católicas por el  Derecho a Decidir fueron asesinadas 8 mujeres, “todos estos femicidios fueron con saña donde hubo de por medio  machetazos, puñaladas, baleadas y desmembradas;  es una tragedia producto de la misoginia y la complicidad del Estado.

En una carta pública, las feministas y defensoras de derechos humanos denuncian  la escalada de violencia contra las mujeres y exigen al Estado  que cumpla  con lo que expresa la Ley 779, que reinstale las comisarías de la mujer y que realicen el debido proceso  contra los agresores y femicidas.

De igual manera anunciaron diversas actividades similares que realizarán en todo el país en los próximos días.

Managua, 28 de agosto 2017.